Ucrania lleva la guerra detrás de la línea enemiga con ayuda de hackers

Es una realidad que Ucrania tiene que idear las opciones e ideas para defenderse de la invasión rusa, que ya suma más de dos meses en su territorio.

No es para menos, si se toma en cuenta que los embates de su vecino han matado a miles de personas, dejando a otros miles heridos, desplazando a millones de personas y separando a una gran cantidad de familias.

Además, el gigante euroasiático es considerado como una de las grandes potencias de la actualidad.

Ucrania sigue en pie ante la invasión de Rusia

Sin embargo, la fuerza, temple, energía, amor a su tierra e inteligencia, sin olvidar la ayuda de sus aliados, han hecho que Ucrania siga de pie, a pesar de los fuertes ataques invasoras.

De esta forma, se han reportado por lo menos siete sabotajes dentro de Rusia.

Optan por los sabotajes en Rusia

El último gran golpe se dio en un importante depósito de combustible, a menos de 100 kilómetros de la frontera ucraniana.

Antes fueron fue el descarrilamiento de trenes, incendios de centros de almacenamiento de petróleo y un gasoducto.

Desde comienzo de abril se han dado este tipo de acciones en territorio ruso.

Pero eso no es todo. Se debe de sumar una “ayuda” de algunos amigos trabajadores ferroviarios de Bielorrusia, que impidieron el paso de varios trenes con suministros para las tropas rusas, cuando éstas se acercaban a Kiev.

De esta manera, Ucrania lleva la guerra más allá de las líneas enemigas.

Hace un día, ardió el depósito de combustibles de Bryansk, operado por la estatal rusa Transneft, que forma parte del oleoducto de Drzhba que lleva petróleo a Europa.

Medios locales sostuvieron que se dieron dos explosiones. La primera se registró en el depósito principal de 10 mil toneladas de combustible, mientras que la segunda fue de unos tanques de uso militar, que contenían otras cinco mil toneladas.

“Lo más probable es que se tratara de un sabotaje…Si bien el sonido es defectuoso, parecería que son dos misiles los que alcanzan a los tanques de combustibles. Y que podrían ser obra de los misiles balísticos tácticos Tochka-U que posee el ejército ucraniano, y que pueden alcanzar tranquilamente la distancia de menos de 100 kilómetros que hay hasta la frontera.

“El objetivo fue destruir este centro de abastecimiento de tanques y camiones rusos que van y vienen al frente”, dijo el analista británico Ron Lee al diario The Telegraph.

Con apoyo británico

La prensa rusa sostiene que las unidades ucranianas tienen el apoyo de las famosas SAS británicas (Special Air Service), míticos comandos que fungen al servicio de la Corona desde la II Guerra Mundial. Se especializan en la lucha contrainsurgente, el combate al terrorismo y el sabotaje.

De esta forma, la resistencia, que tiene ayuda de algunos bielorrusos y parte del territorio separatista de Transnistria, además de los aliados de Occidente, trata de mermar la ofensiva de los agresores.

efe, afp, metro

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.