SportPlus

Tu Diario Deportivo

Sergio Pérez estuvo «muy cerca» de abandonar en Miami

Sergio Pérez rodaba muy cerca de Carlos Sainz en los primeros compases de la carrera, y parecía estar a punto de lanzarse por el que habría que le habría significado el tercer puesto antes de que su motor perdiera potencia.

El problema se debió a un fallo en un sensor que utilizó el apagado automático de algunos sistemas, y los ingenieros del equipo tuvieron que reprogramarlo para mantenerlo en marcha.

A pesar de la continua pérdida de potencia, Pérez se las arregló para perseguir a Sainz y terminar en cuarto lugar, después de haber intentado un ataque en la parte final con un cambio de neumáticos pasando de duros a medios.

Pero después de la carrera, el jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, confesó que el problema de los sensores era tal que era cuestionable si el mexicano iba a llegar o no a la bandera a cuadros.

«Estuvo muy cerca», dijo Horner sobre los riesgos de no terminar. «Tuvimos que mover los sensores para solucionar el problema. Así que es algo en lo que trabajaremos estrechamente con HRC [la división de motores de Honda] para tratar de entender y, obviamente, asegurarnos de que no ocurra en el futuro.»

Horner explicó que el contratiempo con el sensor estaba en el motor de combustión interna (ICE) y le costó a Pérez un importante tiempo por vuelta.

Pero afectó especialmente su velocidad punta, lo que no le permitió al final de la recta adelantar a Sainz en los últimos giros.

«Tuvo un problema con un sensor en uno de los cilindros», añadió Horner. «Los chicos lograron mover los sensores, pero como resultado, probablemente perdió 20 kw de potencia».

«Incluso con la ventaja del neumático nuevo que tenía, probablemente estaba a medio segundo de lo que el coche era capaz de hacer en recta. Y creo que sin eso, probablemente incluso habría sido segundo».

Aunque el fallo del sensor de Pérez es el último de una serie de problemas de fiabilidad que han afectado a Red Bull este curso, Horner no cree que el equipo tenga mucho de qué preocuparse en ese frente.

«No creo que el monoplaza sea especialmente frágil», dijo. «Creo que ha habido cosas molestas que normalmente habrías visto en las pruebas de pretemporada, pero que solo han asomado la cabeza a medida que avanzamos en la temporada», dijo.

«Eso ha sido frustrante. Pero estamos trabajando en estrecha colaboración con HRC y nos están brindando un gran apoyo. Así que creo que los arreglaremos».

ESPN, MOTORSPORT

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites