¿Qué se sabe sobre los misiles “monstruo” de Pyongyang?

Corea del Norte probó por primera vez en cinco años misiles balísticos intercontinentales capaces de transportar una carga nuclear más grande de lo que nunca se ha visto. Esto es lo que se sabe sobre el Hwasong-17.

El misil balístico intercontinental norcoreano Hwasong-17.
El misil balístico intercontinental norcoreano Hwasong-17 / Picture Alliance

Corea del Norte continúa haciendo avances en su tecnología militar, ante la presión y las sanciones internacionales, que no han logrado impedir que Pyongyang desarrollara armas más letales. Ese país ya ha llevado a cabo más de una docena de pruebas de armas en los primeros tres meses de 2022, pero el test de misiles balísticos intercontinentales (MBI), el jueves (24.03.2022), parece marcar un hito.

Apodado el «misil monstruoso» por los analistas, el Hwasong-17 es el misil balístico intercontinental más grande que Pyongyang haya probado jamás.

Corea del Norte no ha probado un misil balístico intercontinental desde 2017 y el líder Kim Jong-un dijo en abril de 2018, previamente a dos cumbres con el expresidente estadounidense Donald Trump, que Pyongyang «ya no necesitaba» probar misiles de largo alcance y armas nucleares.

Ahora, cinco años después, Kim ha observado en persona el lanzamiento de un misil balístico intercontinental, que fue acompañado de la propaganda de los medios estatales alabando una «nueva arma estratégica… que confirma la modernidad de nuestra fuerza estratégica».

Pyongyang dijo que el lanzamiento del Hwasong-17 «mostrará claramente al mundo, una vez más, el poder de nuestra fuerza estratégica en su totalidad”, al tiempo que advirtió que Corea del Norte estaba «absolutamente lista” para «contener cualquier tipo de intento por parte del imperialismo estadounidense”.

Corea del Norte tiene prohibido probar misiles balísticos intercontinentales y Estados Unidos ya ha anunciado sanciones en respuesta. Sin embargo, como se pudo comprobar anteriormente, con los fracasos pasados en cuanto a la ‘desnuclearización’, las acciones del régimen de Kim demuestran que considera que la disuasión militar es más necesaria para su supervivencia, en desmedro de cualquier daño que puedan causar las sanciones. «Cada prueba arroja datos útiles para que los norcoreanos mejoren la credibilidad de su disuasión nuclear», dijo Panda.

Kim Jong-un (centro), junto al misil balístico intercontinental Hwasong-17.
Kim Jong-un, junto al misil balístico intercontinental Hwasong-17 / Picture Alliance

¿Qué sabemos sobre el Hwasong-17?

El MBI Hwasong-17 hizo su primera aparición durante un desfile militar, en octubre de 2020, aunque su lanzamiento de prueba se realizó esta semana, de acuerdo con 38 North, un laboratorio de ideas con base en Estados Unidos.

Un MBI es un misil guiado diseñado para lanzar ojivas nucleares a una distancia entre 5.500 y 16.000 kilómetros, pero también pueden lanzar otras cargas. Los misiles balísticos intercontinentales también son mucho más rápidos y tienen un mayor alcance que otros tipos de MBI.

Los medios norcoreanos informaron que el Hwasong-17 voló a una altitud de más de 6.200 kilómetros durante 67 minutos, a una distancia de 1.090 kilómetros, antes de alcanzar un objetivo en el mar. Japón y Corea del Sur también reportaron datos similares. 38 North dijo que se estima que el misil tiene 2,5 metros de diámetro.

Un análisis preliminar de las imágenes de la prueba del jueves muestra que esa fue la primera vez que Corea del Norte lanzó un misil balístico intercontinental desde un Transportador Lanzador Erector (TEL), una costosa pieza fabricada en China. Según el analista Ankit Panda, el Hwasong-17 es probablemente el mayor misil de propulsión a combustible líquido que jamás haya sido lanzado desde un portaaviones.

Test de lanzmiento del Hwasong-17.
Test de lanzmiento del Hwasong-17 / Picture Alliance

Sin embargo, el componente más preocupante del misil es su capacidad potencial para transportar más de una ojiva nuclear, lo que complica enormemente la defensa contra un ataque.

En base a lo que se ha visto en desfiles y exhibiciones anteriores, el analista de 38 North Vann Van Diepen escribió, antes del test del misil, que el valor principal del Hwasong-17 es su mayor capacidad de carga útil, lo que podría facilitar el uso de ojivas múltiples, u ojivas individuales de gran potencia..

Según el director de 38 North, en realidad, «no sorprende” que Corea del Norte haya lanzado el Hwasong-17, ya que han estado trabajado en ello desde los últimos lanzamientos, el 27 de febrero y el 5 de marzo. En ese momento, Corea del Norte dijo que esos lanzamientos estaban destinados a probar componentes de un satélite de reconocimiento.

El primer misil balístico intercontinental norcoreano desde 2017

El nombre del MBI, «Hwasong”, significa «Marte” en coreano. Varios lanzamientos llevados a cabo en 2017 incluyeron misiles Hwasong-15, que, en ese momento, podían alcanzar una altitud de 4.500 kilómetros. El alcance estimado del Hwasong-15 es de 13.000 km. Su trayectoria estándar podría alcanzar cualquier lugar de EE. UU. en el continente. Se estima que el Hwasong-17 es capaz de lanzar una carga de alrededor de 1.700 kilogramos, frente a los 1.000 kilogramos del Hwasong-15.

El aumento de la capacidad del MBI norcoreano tiene como objetivo disuadir a EE. UU. de un ataque. Sin embargo, Pyongyang mostró recientemente que sus armas de corto y medio alcance serían efectivas contra objetivos en Japón y Corea del Sur.

Otras pruebas recientes de misiles norcoreanos incluyeron un misil balístico intercontinental submarino (MBIS) de tipo Pukguksong, así como varios vehículos de deslizamiento hipersónico. Pyonyang también cuenta con un arsenal de misiles Scud de menor alcance y misiles crucero.

El líder norcoreano Kim Jong-un observando el test de lanzamiento del MBI Hwasong-17. (24.03.2022).
El líder norcoreano Kim Jong-un observando el test de lanzamiento del MBI Hwasong-17. (24.03.2022).

¿Cómo afecta el nuevo MBI las conversaciones con EE. UU. y Corea del Sur?

La comunidad internacional no demoró en condenar el nuevo lanzamiento. No obstante, es poco probable que Pyongyang pretenda utilizar sus pruebas de armas como moneda de cambio a corto plazo.

«No llamaría a esto un ‘cambio de juego’, ya que los norcoreanos no han respondido a las propuestas de reanudar las conversaciones con EE. UU. y Corea del Sur desde hace un tiempo», señaló Jenny Town, de 38 North.

Corea del Norte exhibe un nuevo y mayor misil intercontinental |  Contrapunto.com
Misil Intercontinental / Reuters

«Quedó bastante claro, a partir de las declaraciones y movidas de Corea del Norte, que no tenían mucha confianza en que las nuevas negociaciones condujeran a resultados a corto plazo», agregó.

Eso incluye el regreso de EE.UU a una postura política más «tradicional» bajo el presidente Joe Biden y la próxima administración presidencial conservadora en Corea del Sur, bajo Yoon Suk-yeol, quien prometió una línea más dura hacia Pyongyang.

«Con el aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China, y el empeoramiento de las relaciones con Rusia, hay una sensación creciente de que los bloques políticos e ideológicos se están reformando y que el Consejo de Seguridad de la ONU está ahora efectivamente paralizado”, dijo Town.

Jenny Town agregó que la carrera armamentista en el noreste de Asia se está acelerando. Un indicio claro de ello es que países como Corea del Sur están probando misiles y que todos los actores regionales están fortaleciendo alianzas y construyendo nuevos pactos de seguridad.

«Este no es realmente el tipo de entorno de seguridad en el que se podría esperar que Corea del Norte estuviera dispuesta a negociar límites en su propio desarrollo de armas», concluyó la experta de 38 North.

(cp/ms, reuters, dw)

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.