Mientras el precio del gas se dispara, Europa …


Aunque hay acuerdo en que el tope al precio del gas en Europa podría aplacar la crisis energética y asegurar el suministro, sigue sin haber consenso entre los 27 acerca de cuál debe ser ese límite concreto. La primera propuesta en firme para que salga adelante una medida intervencionista que lleva meses sobre la mesa de Bruselas, ha pinchado en hueso.

Y es que la Comisión Europea ha propuesto un tope al precio del gas fijado en 275 euros el megavatio/hora. España, Italia, Polonia, Grecia o Bélgica son algunos de los 15 países que se oponen con mayor rotundidad a un tope tan elevado. Entre otras cosas, por considerarlo “inaplicable, ineficaz y fuera del propósito”, según la vicepresidenta española, Teresa Ribera.

El Consejo de Ministros deberá ponerse de acuerdo antes de que termine el año si quieren que la medida entre en vigor para enero de 2023.

Por qué es tan difícil para Europa llegar a un acuerdo con el tope al gas

Eu

El tope al precio del gas es un mecanismo intervencionista o de corrección de mercados que pretende ser una herramienta eficaz en situaciones extremas y, en esencia, buscar reducir el impacto del precio del gas en el precio de la electricidad. Sin embargo, es una medida técnicamente muy difícil de implantar, que está generando más de un dolor de cabeza a los 27.

La carrera por crear un hub de gas en Europa: España tiene mucha más capacidad, pero Italia nos aventaja en conexiones

La idea del tope al gas surgió hace unos meses, cuando los precios de la energía se dispararon a máximos históricos en un contexto de tensión geopolítica máxima en el que Europa empezó a acelerar a marchas forzadas para cortar lazos de dependencia con Rusia.

Con cierta reticencia de Alemania o Países Bajos, parece que ya hay acuerdo en el fondo de la medida. Pero encontrar la forma de implantarla con unanimidad, es más complicado. Así ha quedado patente después de la última reunión en Bruselas, cuando los de Úrsula Von de Leyen han propuesto un tope de 275 euros el precio por megavatio/hora.

Para ello, se han basado en el precio de referencia del mercado de futuros, el Title Transfer Facility o TTF holandés (mercado mayorista que influye en el precio del gas en el resto de Europa) que alcanzó su récord a finales de agosto: 349 euros el Megavatio/hora.

Luzgas

Hasta 15 Estados Miembros se oponen frontalmente a la propuesta, con España, Italia, Polonia, Grecia o Bélgica a la cabeza.

Entre otras cosas, porque el mecanismo propuesto por la Comisión, según el borrador de la propuesta de Bruselas, dicho tope se establecería si el precio del gas supera los 275 euros el MWh durante dos semanas consecutivas, además, en caso de que ese precio esté 58 euros por encima del precio global del Gas Natural Licuado (GNL) durante un periodo ininterrumpido de 10 días.

La vicepresidenta Teresa Ribera, quien representa a España en el Consejo, dijo al término de la reunión que si se dieran esas condiciones, se traduciría en “un precio de la electricidad durante 15 días seguidos de unos 600 euros el MWh, algo que nadie podría asumir”.

Además, considera que podría provocar justamente lo contrario de lo deseado por este tipo de medidas como podría ser “una presión al alza de los precios”. Por tanto, junto a otros 14 países Miembros, España rechaza de facto la propuesta por considerarla ineficaz.

Nuestro país tiene, junto a Portugal, el mecanismo de la excepción ibérica que amortigua en parte el impacto del precio del gas en el de la generación eléctrica, pero si el precio cayera, los beneficios serían también inmediatos.

En el momento de escribir este artículo, el precio del gas en el mercado ibérico ha subido un 31,5 %, situándose en los 85,50 euros el megavatio hora (MWh), según los datos del Mercado Ibérico del Gas.

“Hay 15 estados miembros de los 27 que coinciden en que necesitamos gas, pero que no lo vamos a pagar a cualquier precio” dijo Ribera, que también apuntó a su convicción de que pronto se llegará al acuerdo definitivo en un contexto de relativa ‘calma’ con las reservas de gas superando el 90 %.

Otras dos cuestiones energéticas en las que sí han llegado a acuerdos los 27 son los planes para acelerar la aprobación de proyectos de energías renovables y el paquete de solidaridad para la crisis energética. Este incluye, entre otros, sistemas para la compra conjunta de gas, medidas de solidaridad para garantizar el intercambio de suministros de gas dentro de la UE y un nuevo precio de referencia para el GNL.





AS, MARCA, JLGSOLERA

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites