SportPlus

Tu Diario Deportivo

Mbappé: El deportista mejor pagado del mundo

RECUERDA: YA TENEMOS CANAL OFICIAL DE YOUTUBE, DONDE PODRAS DISFRUTAR LOS MEJORES EVENTOS DEPORTIVOS DEL MUNDO, TE ESPERAMOS.

DALE CLIC AL ENLACE Y SUSCRIBETE

https://bit.ly/3Nmq7xr

 

Su sueño de jugar en el Real Madrid tenía un precio: ser el futbolista mejor pagado

No hay otro componente en esta historia. Mbappé dio el si al PSG para pasar a ser el deportista mejor pagado del mundo. El compromiso firmado se extiende hasta 2025, en otro paso calculado a la perfección. Por delante tres años, tiempo justo para convertirse en algo más que el mejor futbolista del planeta y también en un hombre capaz de bañarse en dinero, ese que el PSG y Qatar han puesto para que firmará el contrato más importante de la historia del fútbol.

El sueño de Kylian Mbappé tenía un precio. El francés había declarado, incluso escrito y dibujado en su biografía, la imagen de él jugando un partido con la camiseta del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Lo ha tenido al alcance de su mano. Incluso el pasado verano lo pidió, pero en esta ocasión solo dependía de él, pero decidió dar la espalda a ese sueño que tenía desde niño por un puñado de millones. Mejor dicho por muchísimo dinero.

Muy lejos quedan aquellos 150 millones de euros que el Barcelona pagaba año tras año Leo Messi. El argentino ya no era el mejor pagado, tal y como aparecen en los distintos rankings elaborados durante esta temporada. France Football elaboró una lista de referencia que encabezaba Cristiano Ronaldo con 106 millones de euros brutos, seguido por los 94 de Messi y los 85 de Neymar. Mbappé figuraba en cuarto lugar, pero a años luz, ya que antes de firmar el nuevo contrato, se quedaba en 36,5 millones de euros, cantidad que va a multiplicar y mucho. El francés deja atrás al resto y en nada las cantidades que perciben.

 

Video thumbnail
Mbappé dio el «sí» al PSG para ser el deportista mejor pagado del mundo

Forbes elaboró en el pasado mes de enero otra lista que encabeza en la que suman también las ganancias ajenas al fútbol en si. Messi está en cabeza de 130 millones de euros, Lebron James se queda en 120 millones de euros, Cristiano Ronaldo 107 millones, Neymar 90 millones, Curry 89 millones, Kevin Durant 88 millones… Mbappé superará a todos ellos a partir del próximo verano.

Durante más de un año se mantuvo firme en su promesa hecha de jugar en el Real Madrid. Y así le creyeron por el Santiago Bernabéu. Las reiteradas negativas a aceptar las propuestas que llegaban desde Qatar así lo hacían pensar. El mismo Mbappé se encargaba de tranquilizar a los dirigentes del club blanco, negando cualquier atisbo de duda.

Todo se vino abajo tres días después de reiterar el si y que todo seguía en pie. En el Real Madrid empezaron a dudar en el momento en el que Mbappé se desplazó a Qatar en la semana que resultó definitiva. Se fue sin acuerdo y regresó a París millonario y con tres años de contrato. La imagen del futbolista señalando el anuncio de Qatar en su camiseta uno de los actos, fue considerado como definitivo por parte de los dirigentes madridistas, aunque hasta el mensaje de la mañana del sábado mantuvieron la esperanza de un cambio de última hora.

La decepción se apoderó del Real Madrid porque la decisión no obedecía a algo deportivo y sí a una lluvia ingente de millones de euros. Ni las presiones de Macron ni nada más. Solo el dinero y la promesa por parte de Al Khelaifi de construir una nueva estructura de club y un equipo nuevo. No ha habido ruptura, pero si distanciamiento y hasta cierta ignorancia de lo que le pueda pasar, aunque están convencidos de que en poco tiempo será Mbappé el que vuelva a llamar.

Video thumbnail
La contundente respuesta de Benzema sobre Mbappé: «No es momento de hablar de cosas pequeñitas»

El club, contrariamente a lo que se ha dicho no va a ser controlado por Mbappé ni mucho menos. Al Khelaifi con el argumento de la renovación del francés, pasa a ser el jefe de todo, aunque sí es cierto que ha concedido al delantero la presencia de Luis Campos como asesor.

La primera misión de Al-Khelaifi y Luis Campos es la de recomponer un vestuario tocado. La exhibición hecha con la renovación de Mbappé no gustó nada en absoluto. Las declaraciones del presidente, que está en cinco ocasiones dijo que el delantero es el mejor del mundo, fueron cuestionadas y mucho desde dentro. Leo Messi y Neymar se dieron por aludidos y se sintieron señalados. Los dos saben que a partir de ahora van a ocupar un papel secundario, tanto en lo deportivo como en lo económico, algo que no se corresponde con su estatus de estrella en el momento de su fichaje.

Mbappé no va a ser el director deportivo, pero sí que tiene que lograr un equilibrio que parece perdido dentro del vestuario del PSG. Por no saber no se conoce ni quién va a mandar a partir del 4 de julio, día en el que todos están convocados para empezar el trabajo.

MARCA
Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites