Madrid: Sánchez se verá con ocho líderes de la UE en su gira sobre la reforma energética

 El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se reunirá con otros ocho líderes europeos, entre ellos el canciller alemán, Olaf Scholz, en una gira europea para intentar consensuar posiciones ante una reforma del mercado energético de la UE que permita el abaratamiento de los precios de la electricidad.

Según informó en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, el primer destino de Sánchez será Bratislava, este mismo miércoles.

Previamente, por la mañana se reunirá en Madrid con su colega croata, Andrej Plenkovic, y el jueves se trasladará a Bucarest.

La tercera parada será Roma, donde participará el viernes próximo en una cumbre con los primeros ministros de Italia, Grecia y Portugal.

También se desplazará a Berlín ya Dublín, aunque las fechas están pendientes de ajustarse.

Sánchez anunció esta gira a la prensa tras la cumbre informal de la UE en Versalles (Francia), que tuvo como uno de sus principales asuntos de debate la necesidad de medidas que reduzcan la dependencia energética europea de Rusia.

Considere clave para ello el Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas el 24 y 25 de marzo, y de ahí que esta serie de reuniones se haya programado para antes de esos días.

Sánchez reclama esa reforma desde finales de verano pasado ante el aumento de la factura eléctrica y, aunque ha habido avances en la respuesta europea, cree que se debe ir aún mucho más allá, más si se tienen en cuenta las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania.

CORTAR EL EFECTO DEL PRECIO DEL GAS EN LA FACTURA ELÉCTRICA

Así, defiende diversificar las fuentes de suministro, hacer compras centralizadas de gas, impulsar las interconexiones y cortar el efecto contagio del precio del gas en la factura eléctrica.

Sánchez recordó la semana pasada en Versalles que España cuenta con un «mix» energético en el que el 45 por ciento de su producción eléctrica proviene de energías renovables, que precisó que son «altamente competitivas, baratas, limpias y garantizan la autonomía energética».

«Por tanto, lo que no puede ser de recibo es que un 20 por ciento de la producción de esa electricidad, que es el gas, esté contaminando a todo el precio de la electricidad cuando nosotros deberíamos tener un precio de la electricidad más barato», añadió.

Y no está barato, puntualizó, porque la forma en que se fijan los precios del mercado de la energía en la UE no está adecuado al estrés al que ahora mismo se está viendo sometido el precio de la electricidad y el gas, y porque no se reconoce la prevalencia de las energías renovables en el «mix» energético de España.

Por ello, consideró que se trata de un sistema que hay que actualizar para «arreglar de una vez por todas una disfunción que está mermando el bienestar de los ciudadanos y está socavando la competitividad de la industria y la economía española y europea».

AP,EFE

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.