Los países de la UE aprueban redirigir los fondos de cohesión para la ayuda a los refugiados

Bruselas (EFE).- Los Estados miembros de la Unión Europea aprobaron este miércoles flexibilizar las normas para permitir que se destinen fondos de cohesión a ayudar a los refugiados que huyen del conflicto en Ucrania, incluidos los 10.000 millones del programa REACT-EU del fondo de recuperación pospandemia.

«La rápida liberación de recursos de cohesión para las personas desplazadas permitirá a los Estados miembros, especialmente aquellos en primera línea de la crisis, asignar urgentemente financiación para ayudar a los desplazados ucranianos tanto como sea posible», dijo en un comunicado el ministro de cohesión territorial de Francia, Joël Giraud, cuyo país preside este semestre la UE.

El bloque comunitario ya ha recibido a unos tres millones de personas que llegan huyendo de la invasión rusa de Ucrania, en su mayoría mujeres y niños, recordó.

La propuesta, presentada la semana pasada por la Comisión Europea y bautizada como CARE, permitirá que los Estados destinen fondos de cohesión a ayuda de emergencia para cubrir las necesidades básicas de estas personas, mejorar su capacidad para atenderles con infraestructuras o equipamiento; y desarrollar programas de integración a largo plazo.

En concreto, se flexibilizan las normas del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), del Fondo Social Europeo (FSE) y del fondo Europeo de Ayuda a los Más Desfavorecidos para que los países puedan transferir recursos de los mismos para ayudar a los refugiados. Podrán además cubrir retroactivamente gastos acometidos desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.

Asimismo, se permitirá que los Estados financien hasta el 100 % de los proyectos con fondos europeos durante 2021 y 2022, en lugar de tener que cubrir una parte con su propio presupuesto como es habitual, una medida que ya se había adoptado por la pandemia y ahora se amplía un año más.

Esto significa que los Estados podrán gastar más deprisa los fondos que no hayan utilizado del presupuesto comunitario del periodo 2014-2020, aunque para respetar los techos de gasto fijados en las cuentas europeas los pagos adicionales se limitarán a 5.000 millones de euros este año y 1.000 millones el próximo.

Además de esto, los países podrán utilizar para apoyar a los refugiados la dotación que recibirán en fondos del programa REACT-EU, una partida del fondo de recuperación pospandemia Next Generation dotada con 10.000 millones de euros en 2022.

Con el visto bueno de los Estados miembros, el expediente pasa ahora a la Eurocámara, que prevé aprobarlo por el procedimiento de urgencia para que pueda estar en vigor a principios de abril.

420 MILLONES PARA LA ACOGIDA DE LOS DESPLAZADOS DE UCRANIA

Por otra parte, los gobiernos de la Unión Europea dieron este miércoles luz verde a una propuesta que permitirá utilizar 420 millones de euros del presupuesto europeo no gastados en la acogida de personas desplazadas por la guerra en Ucrania, informó el Consejo de la UE en un comunicado.

Las enmiendas sobre los de Asuntos del Interior del presupuesto de la UE 2014-2020 y del fondo de Asilo, Migración e Integración del presupuesto comunitario 2021-2027 fueron acordadas a nivel de embajadores de los Veintisiete mediante el procedimiento de urgencia y la propuesta ahora debe ser negociada y pactada con el Parlamento Europeo.

El texto, en concreto, prorroga un año el periodo para poder gastar los fondos correspondientes al marco presupuestario anterior y «desbloquea el acceso» a cantidades «no gastadas» del presupuesto de estos siete años que en principio estaban destinados a otros fines.

«Esto permitirá a los Estados miembros usar urgentemente los fondos restantes para ayudar a gestionar el flujo masivo de personas que huyen de la guerra», explica la institución europea, que calcula que la medida liberará unos 420 millones de euros.

Además, el proyecto también da a los gobiernos europeos y a otros donantes públicos y privados la posibilidad de hacer contribuciones financieras a esta cantidad en forma de «ingreso externo asignado».

Esta decisión se enmarca dentro de las medidas propuestas por la Comisión Europea para poder utilizar recursos europeos todavía no utilizados en acciones que aseguren «instalaciones de recepción adecuadas y procedimientos efectivos» para la acogida de todas las personas que huyan de la guerra iniciada por el presidente ruso, Vladímir Putin.

Según la última cifra compartida por el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, son ya tres millones las personas que han abandonado Ucrania huyendo del conflicto.

EFE

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.