Lanzadores que permitieron jonrones históricos


Si bien un bateador, su equipo y sus fanáticos se regocijan mucho cuando lanza un jonrón histórico, también está el otro lado de la moneda: la resignación de saber que serás una desafortunada nota al pie de página en la historia del béisbol si eres el lanzador que sirvió el tiro memorable.

Con el toletero de los Yankees, Aaron Judge, a punto de establecer un nuevo récord de la Liga Americana de jonrones en una sola temporada, así como el futuro miembro del Salón de la Fama, Albert Pujols, acercándose al club de los 700 jonrones, aquí hay un vistazo a algunos lanzadores que cedieron récord: configuración u otros jonrones notables en la historia de la MLB:

El jonrón 756 de la carrera de Barry Bonds — Mike Bacsik el 7 de agosto de 2007

El nombre de Bacsik quedó inmortalizado, aunque como una nota al pie de página que el zurdo preferiría no ver en los libros de récords, cortesía de Bonds. En cinco temporadas en la MLB, Bacsik registró una efectividad de 5.46 en 51 apariciones (31 aperturas) para Cleveland, Mets, Rangers y Nationals. Fue en una de sus últimas aperturas en las que entregó el jonrón número 756 de su carrera a Bonds en el AT&T (ahora Oracle) Park, un jonrón solitario en la quinta entrada que rompió el récord histórico de Hank Aaron.

«Es el mejor de todos los tiempos», dijo Bacsik a los periodistas después. «Renunciar a Barry Bonds no es nada de lo que avergonzarse».

Irónicamente, el padre de Bacsik, Mike Sr., le lanzó a Aaron mientras Aaron acumulaba 755 jonrones en 1976. No permitió el jonrón récord, aunque seguramente nunca imaginó que su hijo le lanzaría a Bonds mientras este último buscaba el jonrón 756 de su carrera 31 años después.

El jonrón 71 de Barry Bonds en 2001 — Chan Ho Park el 5 de octubre de 2001

Era apropiado que Bonds rompiera el récord de 70 jonrones en una temporada de Mark McGwire, establecido solo tres años antes, contra los archirrivales de los Giants, los Dodgers. Park, el primer jugador nacido en Corea del Sur en la historia de la MLB, tuvo una efectividad sólida de 3.88 en su carrera al ingresar a la campaña de 2001 y ya estaba familiarizado con ser una nota histórica al pie de página: es el único lanzador en la historia de AL/NL que entregó dos grand slams a el mismo jugador en la misma entrada. Fernando Tatis Sr. de los Cardinals conectó un par de slams ante Park en la tercera entrada en el Dodger Stadium el 23 de abril de 1999.

Un poco más de dos años después, Park estaba nuevamente en la sombra de la historia, al permitir el jonrón 71 de Bonds en la primera entrada en Pacific Bell (ahora Oracle) Park. Bonds no había terminado, aplastando al No. 72 frente a Park en el tercero. Bonds terminaría con 73 jonrones en la mayor exhibición de slugging en una sola temporada en la historia de AL/NL.

Mientras tanto, Park continuaría lanzando nueve temporadas más en las grandes ligas después de su campaña All-Star de 2001. Aunque pasó nueve de sus 17 temporadas con los Dodgers, también lanzó para los Rangers, Padres, Mets, Pirates, Phillies y Yankees.

El jonrón 62 de Mark McGwire en 1998 — Steve Trachsel el 8 de septiembre de 1998

La marca de Roger Maris de 61 jonrones en 1961 se mantuvo como un récord durante 37 años hasta que se produjo una emocionante persecución de jonrones entre McGwire y Sammy Sosa de los Cachorros en 1998. McGwire llegó primero al número mágico de 62, y la víctima fue Trachsel, un derecho de los Cachorros en la sexta temporada de una carrera de 16 años en las Grandes Ligas.

Trachsel terminó cuarto en la votación del Premio al Novato del Año de la Liga Nacional en 1994 y fue un All-Star en 1996 con los Cachorros. Luego tuvo temporadas con Tampa Bay, Toronto y Baltimore antes de pasar seis temporadas con los Mets, regresar a los Cachorros en 2007 y terminar con los Orioles en 2008.

El famoso jonrón de McGwire fue una línea baja que apenas pasó la pared por la línea del jardín izquierdo. Trachsel tomó nota de eso después, junto con una predicción profética del total de la temporada de McGwire cuando todo estuvo dicho y hecho.

«Probablemente volverá a batir el récord [on Sept. 9]”, dijo Trachsel a los periodistas. “Una vez que llegue al No. 63, 67 y 70, se hablará más de esos muchachos que de mí. Sobre todo si llega a los 70. Se acordarán del que deje el último».

Trachsel acertó en el número: McGwire terminó con 70 jonrones. Pero en cuanto a su esperanza de ser olvidado como el hombre que entregó el No. 62, eso no funcionó tan bien.

El jonrón 715 de Hank Aaron — Al Downing el 8 de abril de 1974

Cuando abrió la campaña de 1974, «Hammerin’ Hank» contaba con 713 jonrones en su carrera, uno menos que el sagrado récord de Babe Ruth.

Fue Jack Billingham de los Rojos quien entregó el jonrón 714 de Aaron en Cincinnati el 4 de abril. Cuatro días después, en el Atlanta-Fulton County Stadium, Aaron conectó uno de los jonrones más famosos en la historia del béisbol.

El hombre en el montículo era el zurdo de los Dodgers, Al Downing, quien tuvo una carrera de 17 años en la MLB que pasó principalmente con los Dodgers y los Yankees. Fue el primer lanzador abridor afroamericano en la historia de los Yankees en 1961, lideró la Liga Americana con 217 ponches en el 64 y fue un All-Star en el 67 para Nueva York. Luego lideró la Liga Nacional con cinco blanqueadas para los Dodgers en el ’71.

Pero Downing es recordado principalmente por ceder el No. 715 a Aaron.

«El Sr. Aaron manejó esos momentos con tanta dignidad y tanta gracia», dijo Downing al New York Times luego de la muerte de Aaron en 2021. «No podría haberle pasado a un hombre más amable, considerando todo lo que tuvo que pasar para llegar a eso». hito.»

Aaron soportó racismo e incluso amenazas de muerte cuando se acercó a la marca de Ruth, pero no solo rompió uno de los récords más venerados en todos los deportes, sino que lo hizo con «dignidad y gracia», como dijo Downing. Y Aaron fue tan humilde como cualquiera en el juego.

«En la reunión que tuvimos en el ’84, estábamos sentados a la mesa durante el almuerzo y había un montón de escritores allí, y nos estaban haciendo preguntas», dijo Downing. «Un escritor… dice: ‘Oye, Al, Henry realmente te agotó, ¿no es así?’ Así que Hank dice: «Espera un minuto. No, no, no. Al era un lanzador muy bueno. No era un tipo al que tomabas a la ligera cuando subías allí. Sabías que iba a pelear contigo. Era un gran adversario». .'»

Willie Mays conecta el jonrón No. 600 — Mike Corkins el 22 de septiembre de 1969

Mays, quien terminó su legendaria carrera de 23 años con 660 jonrones, lanzó el No. 600 contra los Padres en San Diego. Con su jonrón de dos carreras ante Corkins en la séptima entrada, Mays se convirtió en el primer jugador en la historia de la Liga Nacional en alcanzar la marca de los 600 jonrones.

Corkins, quien estaba haciendo apenas la cuarta apertura de su carrera cuando permitió el jonrón 600 de Mays, tuvo una carrera de seis años en la MLB entera con los Padres de 1969 a 1974. Su mejor campaña llegó en el ’72, cuando el derecho registró una efectividad de 3.54 en 140 entradas para San Diego. Corkins también podía batear un poco: conectó cinco jonrones en su carrera, incluido un grand slam contra los Rojos en Cincinnati el 4 de septiembre de 1970.

El jonrón 61 de Roger Maris de 1961 — Tracy Stallard el 1 de octubre de 1961

Después de una olla a presión de una temporada mientras perseguía otro récord sagrado, la marca de 60 jonrones de Babe Ruth en una sola temporada en 1927, Maris bateó el No. 61 contra los Medias Rojas en el Yankee Stadium. Condujo un lanzamiento de Stallard sobre la pared del jardín derecho para consolidar su nombre en la larga y rica historia del juego. Fue un jonrón solitario en la cuarta entrada en lo que sería la penúltima aparición al plato de Maris en la temporada.

«No tiene nada de malo», dijo Stallard en una entrevista 50 años después. «No quiero decir que sea grandioso, pero no tiene nada de malo… Fue un buen bateador. Tuvo un buen año… Tienes que ser un buen bateador para batear tantos home». carreras.»

Stallard lanzó para los Medias Rojas de 1960 a 1962, permitiendo solo el jonrón de Maris en la derrota por 1-0 en el último día de la temporada regular de 1961. El derecho luego lanzó para los Mets en 1963 y 1964, y para los Cardinals de 1965 a 1966. Tuvo una efectividad de 4.17 en su carrera, y en el plato, está en los libros de récords como el único bateador con más de 200 apariciones en el plato (258) y ninguna base por bolas.

El jonrón número 700 de la carrera de Babe Ruth: Tommy Bridges el 13 de julio de 1934

Ruth redefinió lo que significaba ser un bateador. Introdujo el slugging en el juego cuando comenzó la Era de la Pelota Viva y cambió el deporte más que cualquier otro jugador en la historia del béisbol. Entonces, cuando comenzó a establecer récords de jonrones a los 20 años, estaba claro que rompería sus propios récords durante mucho tiempo.

Ruth inauguró el club de los 700 jonrones contra los Tigres en Detroit, rompiendo un lanzamiento de Bridges sobre la pared del jardín derecho en Navin Field.

La temporada de 1934 fue la primera en la que Bridges fue seleccionado como All-Star, y el diestro fue incluido en cinco equipos All-Star más en una carrera estelar de 16 años en las Grandes Ligas. Tuvo una efectividad de carrera de 3.57 en 2,826 1/3 entradas, todas para los Tigres.

Bridges fue uno de los mejores lanzadores abridores de la década de 1930, liderando la liga en ponches dos veces (1935-36) y victorias una vez (23 en ’36). También ganó dos anillos de Serie Mundial con Detroit, lanzando un par de victorias de juegos completos contra los Cachorros en el ’35, y haciendo una aparición en el Clásico de Otoño del ’45, nuevamente contra Chicago.

El cuadrangular número 60 de Babe Ruth en 1927 — Tom Zachary el 30 de septiembre de 1927

Nadie más en la historia del béisbol había conectado 50 jonrones en una sola temporada, y mucho menos 60, en el momento en que Ruth alcanzó esa enorme cifra en el penúltimo día de la temporada regular de 1927 contra los Senadores de Washington. El Bambino lanzó un jonrón de dos carreras al jardín derecho en el Yankee Stadium frente a Zachary en la octava entrada para un hito que pensó que nunca se tocaría.

«¡Sesenta! ¡Cuéntalas, 60!», Dijo Ruth, según los informes. «¡Veamos a otro (jugador) igualar eso!»

Ruth tuvo razón durante 34 años. A partir de ahí, otros cinco bateadores alcanzaron el hito: Maris, McGwire, Sosa, Bonds y, más recientemente, Judge.

El 60 de Ruth fue el sexto y último jonrón que Zachary permitió en 1927, y tres de ellos salieron del bate de Ruth. El zurdo tuvo una sólida carrera en la MLB que duró 19 temporadas, en las que registró una efectividad de 3.73. Apareció en tres Series Mundiales, ayudó a los Senators a derrotar a los New York Giants con una efectividad de 2.04 en 17 2/3 entradas en 1924 y ganó el Juego 3 de la Serie ’28 contra los Cardinals mientras era compañero de Ruth en los Yankees.



mlb, jlgsolera

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.