¡Julio César Chávez se desesperó! Así fue su reacción

El hijo menor de la leyenda perdió por decisión contra Rafael Ortiz en su regreso al ring

Ldinastía de los Chávez es una de las más grandes en la historia del boxeo mexicano, pero en los últimos tiempos los hijos del Gran Campeón no le han dado muchos motivos para sonreír, y es que Omar cayó ante Rafael Ortiz en su regreso a los cuadriláteros, y además, se llevó tremendo regaño de parte de su padre.

Chávez González le dio indicaciones a Omar a lo largo de toda la pelea

Desde que sonó el campanazo inicial, Julio César Chávez no se detuvo a gritarle indicaciones y a mandar señales de ánimo al menor de sus hijos, pero eso no fue suficiente para enfrentar una contienda en la cual acabó con el rostro visiblemente lastimado.

Julio César Chávez González no estuvo en la esquina de su hijo Omar en la pelea, pero fue evidente que vive con una gran intensidad los combates de sus hijos, al grade que se paró de su asiento a lo largo de toda la pelea para gritar las formas para que su vástago mejorara ante Ortiz.

«¡Vamos Omar, saca la casta Omar, saca la casta! Omar, upper y gancho ¡fuerte, fuerte hijo!». A lo largo de toda la pelea Julio César Chávez se estuvo levantando de su asiento y gritando todo tipo de reclamos a su hijo y sugerencias de cómo mantener la guardia ante su evidente rostro lastimado.

Hubo momentos de la pelea en las que el Terremoto Chávez tuvo golpes certeros y llegó a causarle daño a su rival, por lo que de inmediato Julio César se levantó de su asiento y alentó a su hijo a seguir adelante para sacar ventaja: «¡Échalo pa’tras, échalo pa’tras!, ¡vamos adelante!», fueron las palabras que el gran campeón mexicano le dijo a Omar. Y es que, en los primeros rounds, Julio mandó a la lona a Ortiz, pero se repuso y le dio la vuelta al combate.

ESPN, SPORTPLUS

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.