El jefe de Tesla, Elon Musk, dijo en un documento presentado ante el regulador bursátil estadounidense (SEC) este jueves que considera dirigirse directamente a los accionistas de Twitter para comprar la red social y que había obtenido casi 46.500 millones de dólares para financiar la transacción.

En el mismo documento, Musk afirmó que tiene compromisos con el banco Morgan Stanley para obtener dos préstamos, uno de 13.000 millones de dólares y otro de 12.500 millones.

El multimillonario también prevé destinar 21.000 millones de dólares de su fortuna personal para completar la operación.

¿Compra hostil de Twitter?

Al optar por una compra hostil de Twitter, Musk busca eludir a la junta directiva de la compañía, que se opuso a la operación y adoptó una cláusula estratégica conocida como «píldora venenosa» para dificultar la adquisición.

El líder de Tesla y SpaceX había propuesto la semana pasada adquirir a un precio de 54,20 dólares por acción la red del pájaro azul.

A comienzos de abril, Musk se convirtió en el mayor accionista de la empresa al comprar el 9% de las acciones.

Luego, Twitterle planteó a Musk unirse a su junta directiva pero él rechazó la oferta.

En Wall Street, la acción de Twitter reaccionó poco al documento presentado por Musk y subió un marginal 0,39% hasta los 46,85 dólares al inicio de la sesión del jueves.

afp, efe