SportPlus

Tu Diario Deportivo

El muro de Aprilia vibró con Aleix: “Demostración de fuerza”

Antonio Jiménez, jefe técnico del mayor de los Espargaró: “Logró volver a la pista, cerró los ojos, se le hinchó la vena y sabía que tenía moto para hacer algo bueno”.

Pocas veces o incluso nunca se ha visto celebrar desde el muro de cualquier equipo un cuarto puesto como el conseguido por Aleix Espargaró en la carrera de Assen de MotoGP. Todos preferirán un éxito ya regresar a la pista desde la grava y remontar desde la decimoquinta plaza a la sexta, pero con lo que no contaba nadie era con la guinda final, con un adelantamiento doble de su piloto en la chicane de entrada a meta, sobre Binder y Miller, para acabar cuarto y ganar así tres puntos más en su pelea por el título con Quartararo, del que ahora le separan 21 puntos en vez de los 34 que había antes de la cita holandesa.
GP Indonesia 2022: 23 datos muy interesantes del segundo Gran Premio del  Mundial de MotoGP | DAZN News España

Antonio Jiménez, jefe técnico de Aleix, fue uno de los que celebró desde la tetoya de Aprilia brazos en alto nada más acabar la carrera: “Disfrutamos mucho del podio, pero lo de Assen es una demostración de fuerza y sabemos que podemos ganar. Él se ve invencible ahora. Seguro que vamos a ganar carreras y a luchar por el campeonato”.

Aprilia vibró con la carrera de su Capitano y saca pecho en boca de Jiménez: “No sé si era Marc Márquez disfrazado de piloto Aprilia, pero fue un poco triste lo que pasó, porque se demostró que teníamos ritmo para ganar la carrera. Antes de que empezara, sabíamos que éramos de los tres mejores, pero con el ritmo que se vio después quedó claro que Aleix era el más rápido. Eso queda”.

Así analiza Toni el belga lo acontecido en Assen: “Lo bueno de todo es que él no se cayó con el toque con Quartararo y que salió lo más rápido posible de la grava. No sé cómo lo hizo, porque la moto se hundió bastante, pero logró volver a la pista, cerró los ojos, se le hinchó la vena y sabía que tenía moto para hacer algo bueno. No tenía nada que perder, porque cuando estás fuera de los puntos lo único que quieres es conseguir sumar lo que sea. La moto respondía muy bien y Aleix, que es un tío que si caen cuatro gotas normalmente corta un 20%, esta vez metió hasta una séptima marcha que no hay en la moto”.

Un detalle importante: “Aleix hizo unos tiempos increíbles, con récord tras récord de carrera, y le quitó totalmente el protagonismo al ganador acabando cuarto. El que ve una carrera así no se fija en el que va solo en cabeza sino en el que va decimoquinto y hace una remontada como esta, para acabar a un segundo del podio. Es increíble lo que hizo”.

Las entradas para el GP de Aragón de MotoGP ya están disponibles

El botín fue extraordinario: “De no haber habido toque con Quartararo, los dos habrían acabado en el podio y el recorte de puntos hubiera sido menor que los 13 que le ha quitado así. Nos quedamos a 21, que es menos de una carrera, y súper felices de ver que somos un equipo fuerte. Ahora mismo somos el equipo más fuerte. Que Maverick haya hecho podio nos da aún más fuerza, porque significa que ya ha llegado y que nos podrá ayudar en la pelea por el título. El próximo objetivo es hacer primero y segundo”.

Y a la hora de quedarse con un adelantamiento, Antonio Jiménez lo tiene claro: “El más bonito de todos es el último, porque además llegó en un sitio mítico de Assen, soltando los frenos en la chicane. Se han visto muchos adelantamientos espectaculares de última vuelta en Assen, pero éste quedará escrito en la historia para siempre, porque no pasó a uno sino a dos. Lo hizo perfecto y la moto se comportó perfectamente. La llevó al límite y aún así es increíble. Súper contento y orgulloso”.

 

Please follow and like us:
Pin Share
FavoriteLoadingAdd to favorites